Skip links

Desmitificando la Percepción del Arte en Odontología.

Durante mi tiempo como profesor en la Facultad de Odontología, a menudo planteaba una pregunta provocativa a mis estudiantes y colegas: ¿Consideran que la odontología es un arte o una ciencia? todo con el objetivo de sacudir el su percepción del arte en odontología.

Muchos, con convicción, respondían: «Es un arte». Sin embargo, hoy, con una perspectiva más amplia y detallada, quiero explorar y clarificar este concepto.

El arte, en su esencia, es una expresión del ser humano para interpretar y representar el mundo, real o imaginario. Se caracteriza por la libertad de expresión y la subjetividad en la percepción. Contrariamente, el diseño busca soluciones concretas a problemas específicos, combinando la estética con la funcionalidad. La odontología, a mi entender, se alinea más con el segundo.

Cuando reconstruimos un incisivo central, por ejemplo, no buscamos una expresión artística libre, sino reproducir fielmente un incisivo central.

Esta precisión y fidelidad a la realidad dista de la interpretación abierta del arte. Aunque la odontología emplea principios estéticos como la simetría, propios del arte, su aplicación es científica y técnica, no artística.

 

 

La destreza manual en los tratamientos odontológicos, aunque imprescindible, no convierte nuestra práctica en una manualidad o arte. Más bien, es la aplicación de habilidades técnicas y conocimientos científicos para lograr un resultado específico y predecible.

Es crucial diferenciar entre el arte y la odontología. Mientras el arte permite diversas interpretaciones y expresiones, la odontología exige precisión, predictibilidad y resultados basados en evidencia científica.

Aunque la estética juega un rol importante en nuestra práctica, su objetivo es restaurar y mantener la función y la salud, no crear una obra de arte subjetiva.

Por lo tanto, mientras que la odontología puede incorporar elementos estéticos, su núcleo es científico y técnico. Nuestro trabajo como odontólogos no es crear arte, sino aplicar conocimientos científicos y técnicas precisas para mejorar la salud y el bienestar de nuestros pacientes reproduciendo lo que la naturaleza 0 Dios según lo que creas, con maestría ya ha diseñado.

En conclusión, la odontología no debe ser considerada un arte en el sentido tradicional.

Es una disciplina científica que requiere un enfoque riguroso y metódico, aunque emplee principios estéticos en su práctica.

Es tiempo de reconocer y valorar la odontología por lo que realmente es: una ciencia dedicada a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your web experience.
Search
Account
Cart